Overblog Suivre ce blog
Editer l'article Administration Créer mon blog
MOANA       ... dans le sillage océanique de la grande pirogue double ...

Te Mana o te HoroMoana / L'Esprit des Coureurs d'Océan / The Ocean Runners' Spirit

Ici et Maintenant

Publié le 12 Mai 2014 par Juno

«I left my family

I left my life

and now I live in the middle of the sea

Good good good to be free

singing with the birds and swimming in the sea... »

(En recuerdo de un Pirata Arcoiris)

Antes de comenzar este viaje ni siquiera sabia con certeza lo que era un barco; para mi tan solo se trataba de un fragmento solido flotando en la inmensidad de la Mar. Nunca imagine que navegar se convertiria en una de las lecciones mas valiosas de mi vida.

Recuerdo especialmente los dias antes de zarpar, merodeando algunas islas de la bella Panama hasta estar seguros de que todo estaba en orden y teniamos todo listo. Ultima parada y recuerdo inolvidable: la enigmatica Isla « Pedro Gonzalez » Mision: conseguir las provisiones suficientes para hacer frente a la travesia que bien podria durar un mes en las agua del majestuoso Oceano Pacifico, porque, como ahora se, en el Mar nunca se sabe... Concluida la mision, los tripulantes del barco (Zana, Mateo, Lucie, Kriss, Kali, Nin y yo), nos dispusimos a desplegar las velas y poner en marcha lo que hasta el dia de hoy ha sido nuestro hogar movil: Moana. Emocionados y contentos, asi es como nos recuerdo en los primeros instantes del viaje.

Pocos incidentes graves durante el recorrido son los que sucedieron, y Kriss siempre estuvo a cargo y a la altura de las consecuencias, dispuesto a encontrar siempre la solucion con la ayuda de los demas. Por mencionar rapidamente algunos de estos sucesos, cabe mencionar que la verga se rompio dos veces y el piloto de navegacion automatica se nos jodio, de tal manera que nos vimos obligados a repartir la tarea de condicir la nave en dos turnos de dos horas para cada uno. En lo personal, debo admitir que fui un desastre al volante, hasta que gracias a la sugerencias de la tribu comprendi que era mucho mejor mirar al frente y observar las estrellas que mirar fijamente el inestable movimiento de la flecha de una brujla, pffffff... lo que me ha costado entender...

Ya llevamos casi un mes a flote, la primer semana sin viento a favor, lo que nos complico salir de la zona cercana a los Galapagos, pero si la suerte quiere, quiza estemos a tres dias de concluir el viaje y arribemos a puerto seguro en las enigmaticas islas Marquesas. No se que nos espera alla en tierra, de lo que si estoy segura es que pase lo que pase, nunca olvidare lo que la vida en Moana implica y que tanto trabajo me ha costado entender: Trabajo en Equipo, Desnudez en Cuerpo y Alma, y sobre todo, que el arte de navegar es simbolicamente igual al arte de vivir.

La vida en este barco me ha representado un gran reto del cual no me arrepentire jamas, por mas duras que hayan sido las pruebas a las que me sometio el Oceano; ha sido una purga emocional, fisica y psiquica, una readaptacion y un reconocimiento de quien soy y de quien ya no necesito pretender ser. Como reza la pequena placa que adorna Moana « Je me souviens de qui je suis ».

Moana es una brecha en el continuo, un atisbo de lo que es vivir fuera del frenesi de la vida que tomamos como normal, un intento de construir una alternativa a un mundo que se esta desmoronando; y a decir verdad, para mi no ha sido nada facil, pero ha sido hemoso.

Siempre llevare conmigo el recuerdo de la sonrisa del griton de Kriss, los ingeniosos juegos que inventaba Kali, las dulces caritas de Lucie y Mateo, las expresiones entusiastas de Zana y la profundidad de la mirada de Nin.

Me queda mucho por digerir de lo sucedido y un monton de cosas que aprender, pero estoy y estare siempre infinitamente agradecida con mis maestros de tribu Moana por haberme brindado la oportunidad de compartir vida con ellos, a pesar de los momentos en que mi hermetismo complicaba las cosas. Como diria un sabio hermano mio « Por nuestras virtudes, y a pesar de nuestros defectos : Nos amo ».

Commenter cet article